DE LA HISTORIA Y ESTRUCTURACIÓN DEL PROYECTO

5. Estrategia de documentación y conformación de brigadas de estudiantes

La estrategia de documentación partió de la conformación de brigadas de estudiantes y de algunas organizaciones de la sociedad civil articulados en forma de red. Los nodos de la red fueron compuestos por profesores dispuestos a coordinar grupos de estudiantes voluntarios para la recopilación de información, procurando cubrir no solo las zonas más centrales de la ciudad, sino también lugares periféricos con concentración de afectados. Desde un inicio el proyecto intentó llegar a los lugares marginalizados de la atención pública (incluyendo las delegaciones de Tláhuac, Iztapalapa, Magdalena Contreras, Milpa Alta), y haciendo énfasis, en las distintas delegaciones, tanto en albergues oficiales como en campamentos ciudadanos.

Para acometer tal propósito, se invitó a profesores de distintas universidades y centros de investigación, junto con organizaciones de la sociedad civil, a ser parte de la red, incluyendo tanto a personas interesadas en participar en el proyecto como a grupos de documentación que de forma autónoma habían realizado ejercicios de documentación previos, como el grupo de documentación estudiantil de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

El proyecto recibió respuestas positivas de profesores de las Facultades de Derecho, Ciencias Políticas y Geografía de la UNAM; los programas de maestría y doctorado en Antropología Social del CIESAS; las Facultades de Derecho, Sociología y Ciencias Políticas, y Comunicación y Cultura de la UACM; y el programa de maestría del Instituto Mora; la Facultad de Derecho del ITAM. Asimismo, las organizaciones Habitat International Coalition América Latina, el Centro de Derechos Humanos Fr. Francisco de Vitoria y el colectivo ciudadano Hoy por México, aportaron brigadas de documentación propias o ayudaron a coordinar las brigadas de estudiantes.

El proyectó logró conformar 40 brigadas de estudiantes, integradas por alrededor de 120 estudiantes, organizados por un equipo de 20 coordinadores (en su mayoría profesores, aunque también se contó con el apoyo de estudiantes y organizaciones civiles que asumieron el liderazgo de algunos equipos).

La conformación de la mayoría de las brigadas se adelantó al mismo tiempo que se desplegaron las labores de capacitación de los equipos. En las últimas dos semanas de octubre de 2017 se realizaron tres jornadas de capacitación en el CIESAS, la UACM y la UNAM. Durante las jornadas de capacitación se explicó el propósito del proyecto, se presentaron los formularios y se realizó la distribución de equipos, con base en la lista realizada por el equipo de coordinación del proyecto, de los diferentes albergues y campamentos con los cuales había realizado contacto previo el equipo de coordinación. La capacitación se respaldó con una “Guía para la documentación de afectaciones” (Anexo III).

En términos generales la Guía se formuló con el propósito de establecer una serie de pautas prácticas para que la recolección de información cumpliera con estándares éticos. En efecto, la guía respondía a preguntas prácticas que podrían tener los estudiantes: ¿Cómo me presento? ¿Qué y cómo preguntar? ¿Qué pasa si toco un tema sensible y, aunque no haya sido mi intención, la persona entrevistada se desborda emocionalmente? La guía estableció orientaciones teniendo como premisa el respeto por el estado emocional de los damnificados y el respeto por sus decisiones, restricciones y tiempos.

Asimismo, se propuso a los estudiantes una estrategia que permitiera un acercamiento humano entre los equipos encargados de recabar información y que pudiera suplir demandas de la población, como la recolección de acopio y la difusión oportuna de las necesidades en albergues y campamentos. Para ello, además de los formularios, los estudiantes durante las visitas tenían la opción de llenar un formato con las necesidades concretas manifestadas en albergues y campamentos que a su vez se circulaba entre redes ciudadanas de apoyo humanitario.

Los formularios fueron diseñados en la plataforma de google forms para agilizar el proceso de la recolección de datos y el vaciamiento de los mismos en una plataforma organizada. Para la elaboración de los formularios fue de gran relevancia la experiencia previa de Hoy por México, quienes previamente habían diseñado un formulario para realizar un censo de la población en albergues y campamentos a la que nos dieron acceso para ajustarlo a las necesidades de este proyecto, que ya contaba con la experiencia de la primera ruta de documentación.

En total se diseñaron tres formularios5. El primero relativo a la situación en albergues y campamentos; el segundo sobre las afectaciones sufridas por individuos y familias; y el tercero, sobre edificaciones. En general, los tres cuestionarios tienen en común que se componen por una parte inicial con preguntas cerradas que permiten rescatar algunos datos socio-demográficos, así como la precisión de la ubicación de los lugares afectados y, posteriormente, se incorporan una serie de preguntas abiertas que buscan identificar de forma más amplia los abusos o las omisiones de las autoridades estatales.

Pese a sus semejanzas, la unidad de análisis de cada formulario es diferente. En el primero, la unidad de análisis es el albergue o campamento, en el segundo, la unidad de análisis es el entrevistado y su núcleo familiar, mientras que en la tercera la unidad de análisis es la edificación. Es necesario resaltar que en todos los formularios se dio mayor importancia a las afectaciones de los derechos de los damnificados respetando sus narraciones y formas de nombrar las afectaciones que a preguntas cerradas con categorías prediseñadas.