DE LA HISTORIA Y ESTRUCTURACIÓN DEL PROYECTO

7. Recolección de datos y la importancia del trabajo en redes

En tanto que las jornadas de capacitación se llevaron a cabo durante la última semana de octubre de 2017, la estrategia de documentación se estableció contemplando una duración ideal de 6 semanas con el objetivo de terminar esta fase durante la segunda semana de diciembre de 2017.

La recolección de datos se estructuró en tres fases de trabajo, de la siguiente manera:

  1. Acercamiento a las personas mediante conversaciones informales y establecimiento de acuerdos para llevar a cabo el trabajo. Se indicó a los equipos que la primera labor consistía en establecer vínculos de confianza y solidaridad con el espacio en el que se buscaba trabajar, ofreciendo apoyo en lo que fuese necesario, y recabando información que permitiera llenar el formulario sobre la situación del albergue o campamento (tiempo estimado 1-2 semanas)
  2. fase de entrevistas semi-estructuradas o conversaciones dirigidas hacia la identificación de afectaciones. Al respecto se dieron algunas pautas para la realización de entrevistas y su fin estaba encaminado a llenar el formulario sobre afectaciones familiares (tiempo estimado 2-3 semanas) y
  3. se estipuló una tercera fase para que, en caso de que hubiese tiempo y disposición, en la última o últimas dos visitas, los estudiantes hicieran recorridos por el barrio con el acompañamiento o las sugerencias de sus entrevistados para recabar información adicional sobre edificios dañados o cerrados (tiempo estimado 1-2 semanas).

Para la ejecución de la estrategia el trabajo en redes fue central. Para el trabajo de coordinación de las visitas, así como para asegurar una adecuada recolección de información y la respuesta oportuna tanto a las dudas de los estudiantes como la identificación de las demandas de las personas afectadas se destaca el empleo de tecnologías móviles de información. Aun cuando pareciese inane, debe resaltarse que la aplicación Whatsapp permitió construir nodos de información sin los cuales las labores de coordinación en el contexto de emergencia no hubiesen sido posibles. Para ello, se construyeron dos tipos de grupos. El primero que reunía a las coordinadoras del proyecto con los profesores y estudiantes que coordinaban las brigadas de recaudación de datos y, el segundo, vinculaba a los profesores y estudiantes coordinadores con los estudiantes que componían las brigadas.

La identificación de irregularidades preocupantes, así como el cambio en la coyuntura política y jurídica (por ejemplo, la expedición de la Ley para la Reconstrucción el 1º de diciembre de 2017) obligaron a desarrollar estrategias adicionales, la cuales se explicarán más adelante. Por el momento, basta señalar que la gran mayoría de la información se terminó de recabar en las últimas semanas de diciembre de 2017 aunque el proceso de ingreso de información a los formularios se prolongó hasta febrero de 2018.