AFECTACIONES EN SAN GREGORIO ATLAPULCO, XOCHIMILCO

San Gregorio Atlapulco

Aspectos generales

Xochimilco es una demarcación ubicada al sur oriente de la Ciudad de México. A pesar de representar solo el 8.40% del total de la superficie de la ciudad (INEGI, s.f.), resalta por ser una de las grandes zonas de abastecimiento de agua, posee un carácter de patrimonio histórico y tiene uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad: la zona chinampera3.

Ubicación de San Gregorio, Xochimilco, Ciudad de México

Mapa 1: Ubicación de San Gregorio, Xochimilco, Ciudad de México. Fuente. Diseño de Luz Angélica Méndez Estrada con base a la cartografía INEGI, 2016.

Esta demarcación cuenta con una extensión territorial de 12,517.8 hectáreas de las cuales 20% es suelo urbano y 80% corresponde a suelo de conservación (Delegación Xochimilco, s.f.). Asimismo, Xochimilco se encuentra dividida en diversas zonas que forman una traza territorial particular: Centro Histórico, zona chinampera, zona de barrios y la zona de los pueblos (ver mapa 2). La parte del Centro reúne, sobre todo, actividades comerciales y de servicios; la zona de chinampas concentra actividades turísticas y agrícolas; mientras que los barrios y los pueblos agrupan los grandes asentamientos poblacionales (Matus y Romero, 2010: 31-32). Actualmente existen 18 barrios, 14 pueblos4, además de 45 colonias y 20 unidades habitacionales de reciente creación (Delegación Xochimilco, s.f.).

Mapa 2. Localización de Barrios, Pueblos, Colonias, Fraccionamientos

Fuente: Gobierno de la Ciudad de México, monografías, México, 1996; en Matus y Romero, 2010: 34.

San Gregorio es uno de los pueblos ubicados a lo largo de la carretera Xochimilco - Tulyehualco, al oriente de la demarcación. Limita al norte con el cauce del ex-canal de Chalco, al sur con el volcán Teutli, las tierras cerriles de Mexcalco y Milpa Alta, al este con San Pedro Actopan, con terrenos de Tulyehualco y al oeste con terrenos de Santa Cruz Acalpixca (Matus y Olguín, 2010: 54) (ver mapa 3).

Mapa 3. Pueblo de San Gregorio Atlapulco

Fuente: Plano de colonias, SEDUVI (2015).

Actualmente, San Gregorio Atlapulco tiene una configuración territorial característica, como mencionan Matus y Romero (2010):

En las últimas décadas la zona urbana ha crecido sobre las vías de comunicación creando una urbanización continúa del pueblo, sin embargo cuenta con tres áreas definidas: la chinampera (zona productiva gracias a la humedad del suelo y al limo que se acumula en el fondo de los canales), la zona urbana (cuenta con calles trazadas ortogonalmente y estructuran la ciudad a través de manzanas, las casas son entre uno y dos niveles, el centro se encuentra en la Parroquia de San Gregorio Magno, santo patrono del pueblo) y finalmente la zona de cerros donde el cultivo es menor y el área de producción agrícola es de temporal
Matus y Romero, 2010: 54.

La cita anterior nos ayuda a entender la dificultad que se presenta en San Gregorio respecto de las vías de comunicación, tanto a nivel local y cotidiano, como para acceder a una respuesta inmediata ante la emergencia del desastre. Además, la cita permite entender el porqué de la estructura de las viviendas y el grado de afectación.

Proceso de urbanización y crecimiento poblacional en Xochimilco y San Gregorio Atlapulco

Xochimilco fue una de las delegaciones de la ciudad que, a principios del siglo XX, aún conservaba una fuerte estructura rural. Sin embargo, hacia los años 40 inicia un proceso de urbanización y gran crecimiento poblacional. Estos, como mencionan Matus y Romero (2010), pueden vislumbrarse en cinco etapas:

Etapas de urbanización en Xochimilco y San Gregorio Atlapulco

1. Década del cuarenta y parte del cincuenta

Se inicia el proceso de compraventa irregular de tierras. Se ejerce presión sobre los campesinos para que vendan sus parcelas a precios bajos para revenderlas más tarde. Desde 1940 el crecimiento urbano se realizó sobre tierras comunales y ejidales en un 47% y sobre propiedades privadas en un 53%.

2. Década del cincuenta y sesenta

Se expropian tierras para destinarlas al desarrollo urbano, de servicio público y creación de empresas.

3. Década de los setenta

El proceso de urbanización es muy notorio, con el aumento de la población y el crecimiento de la ciudad capital (Ortiz, 1991).

Aumenta la venta de suelos agrícolas a migrantes asentados sin alineación, acceso directo a la vivienda, servicios, alumbrado, agua potable ni drenaje (Canabal Critiani, 1997).

Se construyen e incrementan vías de comunicación hacia el sur: Viaducto Tlalpan, Calzada de Tlalpan e Insurgentes Sur, que fueron las vías abiertas a la urbanización hacia Cuernavaca. Se crea Calzada México-Xochimilco, México-Tláhuac y Periférico (Ortíz, 1991). Las obras viales más destacadas fueron la México - Xochimilco-Tulyehuelco y la Avenida Prolongación División del Norte, induciendo el surgimiento de barrios urbanos en la zona, y con ellos los primeros cambios del paisaje rural. Aparecen y crecen significativamente diversos poblados entre ellos el de San Gregorio Atlapulco.

4. Década de los ochenta

La expansión de la mancha urbana abarca la región noroccidental y oriente de la delegación. Es el periodo con mayor incremento de asentamientos irregulares causado por el abandono agrícola de la chinampería, el déficit habitacional, y el cambio en los usos del suelo. Se lleva a cabo un proceso de relleno de canales y de secciones de lagunas, lo que provoca la conversión de las chinampas en lotes habitacionales.

Xochimilco registra el mayor crecimiento urbano, principalmente por su cercanía a la capital y por la existencia de amplios espacios abiertos. Al definirse las primeras zonificaciones, la delegación quedó afectada por la zona de amortiguamiento y la ampliación del área de conservación ecológica, lo que más tarde facilitó legitimar el crecimiento urbano irregular.

5. Década de los noventa

Destaca la constancia de programas parciales de desarrollo urbano que alteran los usos del suelo para negocios privados, por lo que la zona lacustre y chinampera se llena de casas, calles, puentes y servicios urbanos, sobre todo en el centro de Xochimilco. Sin embargo, este fenómeno urbanizador avanza en menor escala en poblados productivos como San Gregorio Atlapulco (Ortiz, 1991) ya que los asentamientos irregulares se concentraron en la zona montañosa de la delegación.
Fuente: Elaboración propia con base en Matus y Romero, 2010: 36, 37 y 57.

Es importante destacar que el gran crecimiento poblacional y la rápida urbanización son procesos íntimamente ligados con la fuerte industrialización que se vivió en la ciudad durante el siglo pasado. Lo anterior también explica por qué se dio privilegio a la instalación de empresas o industrias en Xochimilco cuando su producción agrícola aún era notable.

Para principios del siglo XXI, el crecimiento demográfico en Xochimilco descendió a un 3.3%, comparado con el 5.5% presentado entre 1980 y 1990. Sin embargo, todos los sucesos rescatados en el cuadro anterior sientan la base para entender el bajo nivel de bienestar de la Delegación, en la cual cerca de un 15% de su población se encuentra en pobreza (Gaceta Oficial del Distrito Federal, Asamblea Legislativa del Distrito Federal, 2005: 53). Lo anterior nos debe llevar a pensar a la pobreza como un factor importante para pensar las situaciones de desastre que afectan de forma diferenciada a las personas agravando sus situaciones de vulnerabilidad.

Otro punto fundamental de abordar es la tenencia de la tierra que, sobre todo en el pueblo de San Gregorio, ha sido una condición fundamental para recibir o no apoyos por parte del gobierno durante la etapa de Recuperación del 19 de septiembre de 2017.

De acuerdo con Matus y Romero (2010):

“El pueblo de San Gregorio cuenta con dos sistemas de tenencia de la tierra: la propiedad privada que abarca una superficie de 839 hectáreas y el ejido5 con 464 hectáreas. El territorio que ocupa la mayoría de las chinampas, la zona plana donde están los asentamientos humanos y la zona de laderas son de propiedad privada, mientras que las demás chinampas y la ciénaga son terrenos del ejido”
Matus y Romero, 2010: 57

Este aspecto se observó claramente al momento del trabajo de campo. De acuerdo con los datos obtenidos por el proyecto Documenta desde Abajo 19S, al preguntar sobre la relación que las personas afectadas entrevistadas tienen con el inmueble donde habitan, un 88% mencionaron que son propietarios. Del mismo modo, al indagar sobre el régimen de propiedad, un 64% indicó que era propiedad privada, contra un 19% que señaló al inmueble como propiedad ejidal o comunal.

Fenómenos amenazantes y la fractura en el sismo de 1985 en San Gregorio Atlapulco

La Asamblea Legislativa del Distrito Federal, con base en información proporcionada por protección civil, explica en la Gaceta Oficial del Distrito Federal (2005) una serie de riesgos localizados dentro de la demarcación de Xochimilco y concretamente en el pueblo de San Gregorio Atlapulco:

Principales riesgos
Geológicos
Zonas propensas a derrumbes, procesos de remoción en masa o deslizamientos de Tierra, agrietamientos, asentamientos, hundimientos e inundaciones.
San Gregorio Atlapulco presenta alto y mediano riesgo en suelos colapsables y sujetos a asentamientos, agrietamientos y deslizamientos, sobre todo en la zona de chinampas. Asimismo, es susceptible a derrumbes e inundaciones, sobre todo en la zona 5 de mayo.
Sísmicos
Se contemplan las zonas del Lago y de transición y principalmente sitios de: Santa María Nativitas, Santa Cruz Acalpixca, Santiago Tulyehualco, Unidad Habitacional Rinconada del Sur.
Socio – organizativos
Agrietamientos superficiales, hundimientos diferenciales y problemas hidrológicos.
Debido a la naturaleza lacustre de la zona se presentan hundimientos del terreno, agrietamientos y asentamientos diferenciales, resultado de la enorme extracción de agua subterránea. El canal de San Gregorio Atlapulco padece los efectos por agrietamiento caracterizados por causar filtraciones en los canales y daños a construcciones en los poblados de la zona. Este agrietamiento fue también producto del sismo de 1985.
Fuente: Elaboración propia con base en Gaceta Oficial del Distrito Federal, Asamblea Legislativa del Distrito Federal, (2005: 9, 51-53).

Los principales riesgos señalados en la Gaceta Oficial del Distrito Federal solo mencionan a los pueblos en los que es más probable que sucedan estos eventos. Sin embargo, habría que señalar que en toda la demarcación hay altas probabilidades de eventos de riesgo y, dependiendo de la capacidad de enfrentar la situación, de que esos eventos se conviertan en desastre. En este caso, se puede observar que en el rubro de riesgos sísmicos no se contemplaron los pueblos que resultaron mayormente afectados, como San Gregorio Atlapulco, San Luis Tlaxialtemalco y la zona chinampera. Al confrontar la información del gobierno con lo sucedido, podemos señalar que existen claras omisiones en zonas que son (incluso más) vulnerables y que las autoridades fueron omisas en realizar las actualizaciones de las zonas de riesgos.

Las consecuencias desastrosas de fenómenos naturales evidencian la falla de las autoridades en planeación, manejo y ejecución ante la emergencia. En contraste, nos encontramos la organización comunal, que da soluciones eficaces y efectivas a las necesidades primordiales. No hay que dejar de lado que, además de los daños en la infraestructura que son considerables, hay daños en la cotidianidad de las personas, en aspectos emocionales y culturales a los cuales no se da la misma atención.

Las autoridades reconocen que “las políticas urbanas, ambientales y agrarias en la Delegación presentan diversas imprecisiones e insuficiencias jurídicas, organizativas y funcionales que se manifiestan en los distintos órdenes de gobierno” (Ibid, 2005: 53). Ante tal panorama, es posible comprender la insuficiencia del actuar de las autoridades para responder ante una emergencia, como sucedió en el caso de San Gregorio Atlapulco.

Es importante rescatar el impacto que ocasionó el sismo de 1985 en Xochimilco, concretamente en San Gregorio. La Asamblea Legislativa del Distrito Federal menciona que el 17 de mayo de 1982 se aprobó el Plan Parcial de Desarrollo Urbano de Xochimilco, que plantea la política de conservación de la zona. Esto con el fin de detener el abrumador proceso de urbanización de la delegación y contener los asentamientos irregulares en zonas de conservación. Sin embargo, con el sismo de 1985 se “produjo una fractura en la zona del Pueblo de San Gregorio que en poco tiempo secó en su totalidad una gran parte de la zona chinampera inundada y la desaparición de la mayor parte de los canales de los pueblos de Tulyehualco, San Gregorio Atlapulco y Santa Cruz Acalpixca” (Gaceta Oficial del Distrito Federal, Asamblea Legislativa del Distrito Federal, 2005: 13).

Esta situación dio pie para buscar un convenio con la UNESCO y rescatar las zonas chinamperas afectadas:

“se realizan los primeros estudios para conocer la calidad del agua de los canales, se comienza el relleno de la fractura de canal en San Gregorio, la construcción de compuertas que seccionan para lograr mantener el nivel de los canales y se inician estudios para poder determinar el grado de ocupación del suelo y de la degradación del medio físico natural de la zona como resultado se declara a Xochimilco como Patrimonio Mundial de la Humanidad, lo que permite obtener recursos adicionales para su conservación”
Gaceta Oficial del Distrito Federal, Asamblea Legislativa del Distrito Federal, 2005: 13

Los grupos humanos que se enfrentan a fenómenos amenazantes requieren del conocimiento y entendimiento de aquellos factores que configuran amenazas que pueden convertirse en desastres. El contexto general del pueblo de San Gregorio Atlapulco nos permite entender cómo el proceso de urbanización, que agravó los factores de riesgo, condujo a la vulnerabilidad social.

3. Una chinampa es un pedazo de suelo que se crea de forma artificial sobre un lago de poca profundidad: una empalizada se estaca al fondo del lago y se rellena de tierra, piedras y lodo; encima se colocan suelos orgánicos para la siembra. Las orillas se protegen con árboles (ahuehuetes) que arraigan ese suelo a la tierra. La chinampa permite cosechar todo el año por su contacto directo con el agua (Delgadillo, 2009: 77). Según la Revista Mexicana de agro negocios, las chinampas tienen dos componentes, uno natural y uno social: el primero lo constituye la naturaleza del lugar; el segundo se refiere a la forma en que la comunidad organiza el trabajo, las prácticas culturales de cultivo y la implementación de métodos y tecnologías agrícolas, que son el resultado de la sabiduría milenaria de los grupos autóctonos de las zonas chinamperas (De León, 2018).

4. Los 14 pueblos de Xochimilco son: San Andrés Ahuayucan, San Francisco Tlanepantla, San Gregorio Atlapulco, San Lorenzo Atemoaya, San Lucas Xochimanca, Santiago Tulyehualco, San Luis Tlaxialtemalco, San Mateo Xalpa, Santa Cecilia Tepetlapa, Santa Cruz Acalpixca, Santa Cruz Xochitepec, Santa María Nativitas, Santa María Tepepan y Santiago Tepalcatlalpan.

5. El concepto de ejido, sobre todo en México, es difícilmente agrupable en una única definición, ya que desde su concepción hasta la actualidad ha tenido cambios tanto a nivel jurídico como en su ejercicio real. Sin embargo, la interpretación que menciona Mario Ruíz Massieu en 1979 explica algunas de las implicaciones y concepciones necesarias para comprender su significado: “… es una sociedad de interés social; integrado por campesinos mexicanos por nacimiento, con un patrimonio social inicial constituido por las tierras, bosques y aguas que el Estado les entrega gratuitamente… sujeto su aprovechamiento y explotación a las modalidades establecidas en la ley (con una) organización en su administración interna basada en la cooperación y la democracia económica, y que tiene por objeto la explotación y el aprovechamiento integral de sus socios en su propio beneficio” (Rivera, 1997: 131).