TESTIMONIOS


Reflexiones sobre mi participación en las Brigadas en las colonias Portales y Tránsito

Yvan Morales Parra
Estudiante de Licenciatura en Derecho, UACM
Brigadas en las colonias Portales, Delegación Benito Juárez y Tránsito, Delegación Cuauhtémoc

Me encontraba en el Palacio Nacional cuando sucedió el temblor del 19 de septiembre de 2017. Era mi segundo día de servicio social y estaba finalizando un recorrido por todas las áreas del recinto histórico. Aunque el sismo se sintió muy fuerte, la estructura aguantó bien. Después del susto y, luego de corroborar por mensajes o por llamadas que mi familia y amigos más cercanos estuviesen bien, me trasladé a mi casa con cierta dificultad por el caos que se había apoderado de la ciudad. Aún no dimensionaba la magnitud de la catástrofe. Siendo muy sincero y para mi vergüenza, confieso que durante el tiempo que no hubo actividades ni en la universidad ni en mi servicio social no me preocupé por las demás personas, sólo agradecí al cielo que no hubiese ocurrido una desgracia ni a mi familia ni a mí.

Me encontraba en el Palacio Nacional cuando sucedió el temblor del 19 de septiembre de 2017. Era mi segundo día de servicio social y estaba finalizando un recorrido por todas las áreas del recinto histórico. Aunque el sismo se sintió muy fuerte, la estructura aguantó bien. Después del susto y, luego de corroborar por mensajes o por llamadas que mi familia y amigos más cercanos estuviesen bien, me trasladé a mi casa con cierta dificultad por el caos que se había apoderado de la ciudad. Aún no dimensionaba la magnitud de la catástrofe. Siendo muy sincero y para mi vergüenza, confieso que durante el tiempo que no hubo actividades ni en la universidad ni en mi servicio social no me preocupé por las demás personas, sólo agradecí al cielo que no hubiese ocurrido una desgracia ni a mi familia ni a mí.

Días después el profesor Francisco Javier nos invitó a que nos comunicaramos con la profesora investigadora de la UACM, Mylai. Fue gracias a ella que me integré a los talleres de capacitación para ser parte del proyecto Documenta desde Abajo 19S. Comencé a ir a los lugares que nos habían asignado bajo la coordinación de la profesora Mylai.

El primer lugar donde asistimos fue en la colonia Portales Norte. Ahí tuvimos un acercamiento con las personas damnificadas. Aunque al principio nos miraban con cierta desconfianza, comenzaron a aceptar que los entrevistáramos, no sin antes haberles expuesto el motivo de nuestra visita y el objetivo de las entrevistas. Nos dimos cuenta que la personas damnificadas en el fondo estaban ávidas de tener a alguien que las escuchara y que se solidarizara con ellos.

Estaban a la espera de que los funcionarios de la Delegación Benito Juárez se encargaran de la demolición y reconstrucción del edificio ya que este estaba a punto del colapso. En este caso, una parte de los vecinos contaban con los recursos y tenían las redes que les permitían trasladarse a vivir a otro lugar, ya fuese con familiares o amigos, o bien a rentar otro departamento. Más que la pérdida material, la mayoría de las personas compartieron sentirse muy afectados por la pérdida de sus objetos personales ya que tenían un valor sentimental importante. Las fotos y otras pertenencias, representaban los recuerdos de vivencias y de su historia personal en el lugar fue por muchos años su hogar. Para algunos ese edificio había sido su hogar por más de treinta años.

De todas las personas que entrevisté, una mujer estaba muy preocupada porque no había terminado de pagar la hipoteca de su departamento. Dado que somos estudiantes de derecho, nos dimos a la tarea de investigar los procedimientos que se requieren realizar en estos casos ante dependencias como PROFECO, INFONAVIT, INFOVISTTTE, CONDUCEF, entre otras.

Fue gracias a una guía sobre derechos que pudimos ofrecerle una orientación respecto de los tramites que podían realizar. Fue particularmente útil una guía jurídica consolidada que entregaron durante la capacitación del proyecto Documenta 19S. Aunque no se hizo una asesoría legal como tal, por lo menos sentí que como estudiante de derecho podía aportar un poco de mis conocimiento y así ayudarle un poco a alguien que lo necesitaba; le pude explicar sobre los trámites jurídicos-administrativos que ella tendría que realizar.

El segundo lugar que visité fue un edificio dañado en la colonia Tránsito, Delegación Cuauhtémoc. En está ocasión le pedí al profesor Francisco Javier que visitáramos este lugar por motivos personales, ya que en dicho edificio vive un familiar cercano. Aunque dicha estructura no estaba a punto del colapso, como era el caso del edificio en la Portales, las bardas de un edificio aledaño se cayeron durante el sismo, lo que ocasionó daños considerables en tres departamentos.

A diferencia del edificio de la Portales, este inmueble lo habitaban personas de clase media baja. La diferencia de clase fue notable dado que afrontaron la misma tragedia de una manera distinta. Dadas sus condiciones socio económicas más precarias, para mi fue evidente cómo les afectaba la incertidumbre, el desasosiego, la ansiedad, la preocupación y la zozobra de no saber a dónde irían, qué harían, qué pasaría con su patrimonio que con mucho esfuerzo muchas aún estaban pagando. Estos estados emocionales se vieron aún más afectados por la falta de claridad respecto de qué autoridad era la indicada para reclamar la reparación del daño ocasionado por la estructura aledaña.

Después de realizar las entrevistas en este predio de la colonia Tránsito, al menos dos dueños de tres de los departamentos afectados nos pidieron un tipo de orientación para determinar qué procedía en términos jurídicos con su inmueble y con el inmueble responsable del daño. Utilicé la misma guía para explicar cuáles eran las vías indicadas y ante que instancias jurídicas podría iniciar las acciones necesarias.

Como estudiante fue una una gran experiencia sentir que pude hacer algo útil. Aunque no participé en la remoción de escombros, el proyecto Documenta desde Abajo 19S me permitió apoyar a personas afectadas a evitar que cayeran en los abusos de alguna autoridad y tener información necesaria para proteger su patrimonio y sus derechos. Ser parte de una brigada en este proyecto me hizo entender que es posible contribuir desde un sentido humanitario y social a aquellas personas que lo necesitaban. Agradezco a Dios y a la vida el darme esa oportunidad.